EL SUR TAMBIÉN EXISTE







"Pero aquí abajo abajo,cerca de las raíces,es donde la memoria ningún recuerdo omite. Y hay quienes se desmueren y hay quienes se desviven y así entre todos logran lo que era un imposible. Que todo el mundo sepa que el Sur también existe" Mario Benedetti.


"Un escritor es algo extraño. Es una contradicción y también un sinsentido. Escribir es aullar sin ruido" M. Duras http://t.co/


martes, 28 de mayo de 2013

RELATO LIBROS VEO “ CARTA A FEDERICO SOTELLO” Ana María Manceda


                  
    RELATO  LIBROS VEO  “ CARTA A FEDERICO SOTELLO”
Ana María Manceda

                  Necesito decírtelo, necesito gritártelo, porque sino el asco que sentí ayer por la tarde puede envenenar mi cuerpo y enfermarme. ¡Cómo en un instante se nos puede derrumbar la imagen de una persona que por años fue construyendo, ladrillo por ladrillo, una personalidad de marketing!
                   En mi inocencia y mi amor jamás hubiera dado cabida a la mínima sospecha de tus acciones, Sí, veía a veces un brillo  extraño en tus ojos cuando alguna nueva amistad podía brindarte algún beneficio, alguna ventaja. yo me decía Qué ser extraordinario  es Federico Sotello, a pesar que estas personas no satisfacen sus expectativas espirituales, de que manera tierna y considerada los atiende. Aceptabas alegremente sus invitaciones y ahí íbamos a pasar un fin de semana a sus casas de campo. Solamente un espíritu muy rico puede adaptarse a soportar gente tan ligera y diferente a nuestras costumbres. Qué escalones  bien pensados has ido construyendo para subirlos lentamente y que aguantaran el peso de tu ambición, de tu estúpida ambición.
                   En el último tiempo veo, capto señales muy tenues, que me fueron derrumbando. Ya tu última actitud frente a mi madre enferma me dejó un resabio de amargura, que aunque buscara excusarte, no pude superar. Me dejaste sola, espiritual y materialmente. Al morir tu esposa, mi madre, usaste la tristeza y una compostura soberbia para que la gente admirara tu dignidad ante la desgracia. Quizás por eso decidí ir a la ceremonia de tu consagración. Quería ver de cerca la puesta en escena, con el teatro rutilante, tu postura de político progresista. Cuando juraste por Dios y por la Patria me dije Pobre dios y pobre Patria y te miré. Aún no sé como entre la multitud encontraste mi mirada, yo intuí que captaste mi mensaje ¡ Nunca me imaginé que llegarías a esto! Yo, Karina Sotello ¡Tú hija! comenzaré a andar sola. Algo es positivo, heredo tu fortaleza y tu constancia, pero la usaré para construir un destino auténtico, sin falsedades. Quizás con el tiempo comprenda y deba admitir que igualmente te amo. Ahora no puedo.
                                                                           KARINA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario